miércoles, 18 de marzo de 2009

Razones y 24 Reglas de Chi Kung (II)


 LAS 24 REGLAS PARA LA PRÁCTICA DEL CHI KUNG (2)


No dude ni decaiga

  Cuando comience la práctica de Chi Kung, deberá tener confianza en lo que está haciendo y no dudar sobre su validez o sobre si lo que está haciendo lo hace correctamente. De lo contrario, si comienza a albergar dudas desde el principio, decaerá y empezará a preguntarse si realmente quiere continuar. En tal caso, nunca obtendrá resultados ni progresará.

  

No practique Chi Kung en estado de somnolencia

  Si siente sueño evite la práctica, pues intentar reconducir el Chi en tal estado podría resultar perjudicial. Además, al hallarse somnoliento, el cuerpo tiende a la hiper-relajación y a dejarse caer, lo cual puede redundar en malas posturas que interferirían con una apropiada circulación de Chi. Lo mejor, si no se siente en condiciones para practicar, será descansar hasta que sienta las "ganas" necesarias para continuar.

  

No medite ni realice su práctica en estados de alteración

  Si se siente alterado, tanto si es porque está enfadado como si es porque está feliz, su mente estará demasiado "dispersa" y la práctica de Chi Kung (o cualquier otro tipo de meditación) podría aportarle más perjuicios que paz y relajación. Mejor aguarde hasta que recupere la serenidad.

  

Evite la ropa ajustada y los cinturones

  Utilice siempre ropa amplia, suelta o cómoda, que le ayude a sentirse confortable. El abdomen es la zona crucial en la práctica de Chi Kung, de modo que deberá tener cuidado de no limitar su movimiento para evitar que ello redunde en una clara interferencia durante la propia práctica.

  

Evite las temperaturas extremas

  La temperatura del lugar donde practique no debería ser ni muy elevada ni muy baja. Trabaje en un ambiente lo más confortable posible, que no distraiga su mente y su ejercitación.

  

Evite practicar contra el viento cuando sude

  No practique Chi Kung cuando sople viento, y mucho menos contra él, pues está usted ejercitándose bien a nivel interno, como a nivel externo e interno simultáneamente, lo cual hace que sea lógico sudar. Dado que se hallará relajado y los poros de su piel estarán completamente abiertos, si expone su cuerpo a la influencia del viento, lo más probable es que se enfríe sin llegar a percatarse a tiempo.

  

No practique con la ropa sudada

  Cuando la ropa está húmeda por causa del sudor derivado de la práctica, se sentirá incómodo y su concentración se verá afectada. Lo más adecuado sería cambiarse por ropa seca y proseguir entonces la práctica.

  


No practique cuando esté hambriento o en plena digestión

  Si se siente hambriento le resultará difícil concentrarse, y si practica Chi Kung recién comido, su digestión se verá afectada.

  

No ingiera comida rica en grasa o azúcares

 Deberá regular sus hábitos dietéticos cuando practique Chi Kung. Los alimentos ricos en grasas o azúcares incrementan el Chi de Fuego, haciendo que su mente (Hsin) se desequilibre y aleje de sus objetivos ideales. Por tanto, deberá ingerir más frutas y vegetales, manteniéndose alejado de sustancias tan nocivas y tóxicas como el alcohol y el tabaco.

  


No comience la práctica de Chi Kung con la vejiga llena

                 Debería acudir al aseo antes de comenzar su práctica pero, si ya ha empezado y siente necesidad, deténgase y vaya al servicio. "Aguantarse" no es bueno y perjudica la concentración.

  

La mente (Hsin) no debe distraerse con estímulos externos

  La distracción es un problema que se deriva de la propia regulación que hagamos de nuestra mente. Cuando la parte emocional de ésta no se controla, cualquier estímulo externo la apartará del cuerpo y la llevará hasta la distracción. Tiene que entrenarse para que ni los ruidos, olores, conversaciones, ni cualquier otro estímulo por el estilo puedan perturbar su concentración. Por supuesto que es perfectamente correcto estar alerta sobre cuanto suceda, pero su mente deberá permanecer en calma, prosiguiendo placentera e inmutablemente el camino hacia sus objetivos de perfeccionamiento y aprendizaje.

  

No escupa durante la práctica

 Es completamente normal generar gran cantidad de saliva durante la práctica de Chi Kung. Debería tragar dicha saliva, pues contiene enzimas muy beneficiosas de efectos curativos, además de humedecer y lubricar la garganta. Si la escupe estará desperdiciando un bien saludable y, probablemente, perderá la concentración.

 

¡Buen Chi Kung!